Remedios caseros para los gases intestinales

Remedios caseros para los gases intestinales

Los gases en el intestino son normales y necesarios el problema es cuando se producen en exceso, ya que pueden llegar a ser muy molestos e incluso dolorosos.

Flatulencias, pedos, peos, ventosidades y muchos otros nombres reciben los gases que son expulsados por el ano, Estos gases están compuestos en un 99% por elementos que no tienen olor, como el nitrógeno, hidrógeno, dióxido de carbono, oxígeno y metano.

Los compuestos responsables del mal olor son el sulfuro de hidrógeno, el metanotiol y el sulfuro de dimetilo, que equivale al 1% restante del total.

Como dato curioso le cuento que el hidrógeno y el metano son inflamables, por lo que usted debe ser cuidadoso de donde expulsa sus ventosidades.


Las Principales causas de un exceso de gases en el intestino pueden ser:

  1. El aire, Cuando usted come, habla o incluso respira, está tragando aire que no siempre va a sus pulmones, alguna cantidad puede ir a su estómago, realizando todo el tránsito del sistema digestivo y saliendo por su ano. Si fuera sólo por estos gases, usted tendría pedos sin mal olor.
  2. La Comida, que luego de consumirse es degradada por las bacterias que se encuentran en el intestino. No piense que todas las bacterias son malas. Para una buena salud, debemos tener en el intestino cierto tipo de bacterias que son fundamentales y necesarias en el proceso de digestión y que nos ayudan a descomponer la comida, liberando varios tipos de gases. Algunos de ellos son los responsables del mal olor.
  3. Haber comido demasiado deprisa.
  4. Indigestión o abuso de cierto tipo de alimento con mucha proporción de fibra.
  5. Desequilibrios de la flora intestinal.
  6. Por haber tomado algún antibiótico.
  7. Por estrés o por alguna intolerancia alimentaria.


Los siguientes tipos de comida pueden causar aumento de las flatulencias:

  • Las leguminosas. En este grupo encontramos los frijoles, pero también la soya o soja, los garbanzos, las lentejas y otros alimentos en grano.
  • La comida rica en fibra. Como los cereales, las legumbres, las frutas secas y la avena, entre otros.
  • El exceso de carbohidratos. Como comer mucha papa o excederse en alimentos con trigo como el pan, la pasta y las galletas.
  • Los lácteos, principalmente en personas intolerantes a la lactosa. Estas personas tienen bajos niveles de lactasa, que es una enzima encargada de digerir este alimento.
  • Vegetales crucíferos. Como el brócoli, el coliflor y la rúgula entre otros.


Para minimizar la cantidad de gases intestinales que se producen en su cuerpo, le recomiendo lo siguiente: 

  1. Debemos comer despacio y masticar bien la comida, Es importante no abusar de comidas muy ricas en fibra como legumbres, alcachofa, coles, cebollas. Se pueden comer en puré, y así facilitamos un poco la digestión de tanta cantidad de fibra. Las bebidas con gas y las bebidas alcohólicas, tampoco son aconsejables, tampoco los edulcorantes artificiales. Cambia el té o el café por infusiones digestivas, también es una buena opción Las infusiones de hinojo, anís o milenrama son una buena ayuda para después de las comidas.
  2. Haga ejercicio y reduzcan el estrés: Esto hará que el movimiento normal del intestino, llamado peristaltismo, sea el adecuado. Cuando el tránsito es muy lento, la comida se descompone más y produce más gases.
  3. Agua caliente: Otro remedio casero y natural, muy sencillo, es aplicar una toalla humedecida en agua caliente sobre el estómago, porque favorece su relajación y la expulsión de gases.
  4. El té de manzanilla: El té de manzanilla relaja el estómago y ayuda a mejorar el proceso de digestión de manera natural, si lo tomamos antes y después de comer.
  5. La infusión de anís: Tan fácil como poner a hervir una taza de agua, bajar el fuego y añadir una cucharada de anís en polvo, y antes de beberlo se deja reposar unos 3 minutos. Esta infusión es buena para terminar con los gases y los dolores que esto pueden producir. Para que sea más efectivo esta preparación se debe tomar todos los días.
  6. Si usted quiere comer legumbres como los frijoles o alimentos con muchos carbohidratos, la Alfa-Galactosidasa es una enzima que puede tomar y le ayudará a reducir los molestos efectos de los gases. Pregúntele a su médico si usted es apto para este tipo de enzima y cómo tomarla. Por ejemplo los diabéticos no deben consumir esta enzima.
  7. El té de diente de león: Es una planta medicinal con numerosos beneficios para muchos problemas de salud, entre ellos los relacionados con la digestión. Beber té antes de las comidas evita los gases, también se puede consumir con las comidas ya preparadas siempre y cuando este seca y triturada. El perejil fresco o seco en los alimentos es un remedio casero que funciona muy bien para controlar la producción de gases en el intestino.
  8. La raíz de jengibre: Puedes beber té de jengibre, tomar una cucharada de jengibre rallado antes de las comidas o también agregar pequeñas cantidades en seco o fresco a las comidas. Todo esto te ayudará a controlar y aliviar el problema de los gases.
  9. El medicamento Simeticona es un agente antiflatulento que alivia el dolor abdominal por exceso de gases. Úselo bajo receta médica únicamente. 
  10. Vinagre de manzana y miel: En un vaso de agua añade dos cucharadas de vinagre de manzana y dos también de miel, y tienes que ir bebiendo poco a poco esta mezcla durante la comida o la cena. Ayuda a la eliminación de los gases pues favorece la regulación de los ácidos del estómago y facilita el tránsito intestinal.
  11. Las semillas de Alcaravea: Se trata de una especia, que se puede agregar a las comidas, con capacidad de estimular una digestión adecuada evitando los gases y los cólicos.
  12. Después de comer, tomé una mezcla de agua con una cucharadita de bicarbonato de sodio y limón.
  13. Zumo de limón: Gracias a las propiedades curativas del limón especialmente en relación al tracto digestivo, tomar un zumo de limón antes y después de cada comida hace una gran diferencia en la formación de gas, ya que ayuda a que se reduzca su formación. Lo más recomendable es tomarlo en la comida y en la cena.
  14. Un remedio natural que le puede ayudar es una infusión, que puede contener alguno o varios de los siguientes ingredientes: jengibre, canela, anís, hinojo, manzanilla y menta.
  15. El ajo: Es muy útil para mejorar la digestión y controlar los gases del estómago. Es importante comerlo fresco, o bien solo o junto con otros alimentos.
  16. Por último, puede probar una marca llamada Shreddies, que produce ropa interior y pijamas que filtran el olor de las flatulencias. Pero tenga cuidado, ¡no filtran el sonido!.

Tener flatulencias a diario es sinónimo de salud. Si usted dejara de tener gases, los médicos estarían preocupados por usted, porque esto puede significar que su tránsito intestinal se ha detenido o que tenga una obstrucción intestinal, la cual debe ser resuelta a la mayor brevedad o puede tener graves consecuencias para su salud. Piense que los peces y las aves e incluso las hormigas tiene flatulencias. 
Tenga en cuenta que los gases intestinales dicen mucho sobre su salud. Primero porque usted conoce su olor regular y un cambio drástico de este acompañado de otros síntomas intestinales puede ser indicio de un problema. Si bien los gases intestinales son saludables, tenga en cuenta que cuando vienen acompañados de distensión abdominal y dolor puede ser que algo no está bien. No calla su cuerpo. No tome pastillas para ignorar el problema. Por ejemplo, el aumento de los gases intestinales puede ser su cuerpo diciéndole que no está procesando bien algún alimento, que usted no está masticando bien, que le hace falta ejercicio o incluso que puede tener alguna enfermedad.

Referencias:


Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente