Ads Top

Remedios caseros naturales para tratar la anemia



La anemia es producto de falta de hierro en el organismo, siendo el elemento básico para la producción de glóbulos rojos y hemoglobina en la sangre, ya que estas son las responsables del transporte de oxígeno en las distintas rutas celulares mecanismo indispensable que si se carece de ello, comienzan a desencadenarse una serie de síntomas como: fatiga, cansancio, fragilidad, memoria pobre y poca concentración, mareos, palidez, múltiples palpitaciones, entre otros…
Factores que conllevan a sufrir de anemia:
Las mujeres es común que padezcan de anemia pues una mala alimentación o una menstruación abundante puede desencadenar los síntomas.
El excesivo sangrado en las cirugías, ruptura de vasos sanguíneos, hemorroides, entre otras…
Enfermedades crónicas como artritis reumática y daños en el hígado, enfermedades como la de tiroides, renales y otros trastornos.
Anormalidades congénitas de los glóbulos rojos o la hemoglobina.

Tratamientos con bases naturales
Lo importante de los tratamientos naturales para combatir la anemia, es aumentar el consumo de alimentos ricos en hierro y la reducción de aquellos que dificulta la absorción del elemento como lo seria los lácteos y el café.

Jugos a base de remolacha

Este vegetal posee una alta concentración de hierro lo que le da su característico color rojizo por lo que jugos a base de fresas y guayabas también brindarían un gran aporte.
Remolacha con zanahoria: los vegetales se lavan y se cortan debidamente, posteriormente se licuan con aproximadamente un vaso de agua, 1 zanahoria y 1 remolacha. Ya obtenido la mezcla se le procede a añadir dos cucharadas de levadura de cerveza. Una vez ya lista la bebida procede a tomarla en ayuno.
Remolacha con espinacas y berros: este jugo se hace similar al procedimiento anterior, solo necesitas 5 manojos de berros, 3 rábanos, 1 remolacha, 2 manojos de espinacas, un vaso de agua y media cucharada de levadura. Una vez lavados y cortados los vegetales procede a licuarlos y a tomarlo todos los días antes de cenar.

Jugo a base de perejil

Además de todas las propiedades que puede tener el perejil, también posee un alto contenido en hierro que al combinarlo con el limón ayudara a que el elemento se asimile de manera eficaz en el organismo.
Para su preparación y consumo solo necesitas 1 limón, 1 manojo de perejil más un vaso de agua. Extrae el zumo de limón y luego en una licuadora mezcla todos los ingredientes. Una vez obtenida la mezcla procede a tomarte el vaso de jugo. Como el sabor es algo fuerte puedes tomar luego un vaso de agua para aliviarlo.
Todos estos jugos se beben poco a poco y se consumen recién hechos para evitar alguna oxidación.

Porción de granos diarios

Un consumo diario de arveja o lenteja proporciona al organismo una alta cantidad de hierro y proteínas que se necesita, además para combatir la anemia si se le añade cebolla es mucho mejor.
El ajo
La sopa a base de ajo también ayuda a combatir la anemia. Solo necesitas machucar 6 ajos y se procede a freír con ½ vaso de aceite. Ya una vez dorados se retira del fuero y se le añade una rebanada de pan duro  y ½ cucharada de pimentón. Una vez frio, se le agrega agua y se pone a hervir a fuego lento.  Una vez lista la sopa procede a su consumo.

El tratamiento para este tipo de padecimiento resulta algo diverso, pero consumiendo alimentos ricos en hierro y vitamina B puede combatirse de manera eficaz.  Las transfusiones además pueden proporcionarse una vez se ha producido una hemorragia y con ayuda de medicamentos también se puede elevar las concentraciones de hierro en la sangre.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.